Una breve explicación


Presentador: Alexander Strauch



Archivo de audio


 

Compendio de definiciones

1. El liderazgo bíblico de la iglesia es liderazgo según el Libro.

El motivo por el cual denominamos esto “liderazgo bíblico” es porque la perspectiva del liderazgo de la iglesia presentada aquí representa honestamente y con exactitud la enseñanza bíblica sobre el liderazgo.

2. El liderazgo bíblico de la iglesia es un liderazgo pastoral.

Ambos apóstoles, Pablo y Pedro utilizan la imagen del pastor y las ovejas al definir el trabajo de los ancianos. Por consiguiente, los ancianos bíblicos son ancianos-pastores.

3. El liderazgo bíblico de la iglesia es liderazgo bíblicamente calificado.

Los ancianos bíblicos deben reunir ciertos requisitos morales y espirituales, como ser capaces de enseñar la sana doctrina y proteger a la iglesia de los falsos maestros.

4. El liderazgo bíblico de ancianos es un liderazgo designado por el Espíritu.

Los ancianos bíblicos deben ser designados por el Espíritu, no son autodesignados.

5. El liderazgo bíblico de la iglesia es la supervisión pastoral de la iglesia local por una pluralidad de ancianos calificados.

Como lo demuestra 1 Tim 5:1-8, la pluralidad de ancianos implica tanto la igualdad en autoridad como la diversidad de dones, conocimiento y experiencia.


¿Por qué es tan importante este tema?

 

1. La Palabra de Dios enseña el liderazgo de ancianos pastoral.

Muchos de nuestros problemas en nuestras iglesias se deben a que desobedecemos completamente las expresas enseñanzas de las Escrituras.

2. El liderazgo bíblico de ancianos promueve la verdadera naturaleza de la iglesia del Nuevo Testamento.

La iglesia es la familia de Dios, así que su estructura de liderazgo debe armonizar con la naturaleza familiar de la iglesia, y debe promoverla.

3. El liderazgo bíblico de ancianos provee a los líderes de la iglesia una genuina rendición de cuentas.

Debido a nuestras creencias sobre las realidades del pecado, la depravación humana y Satanás, debemos exigir que las personas en posiciones de autoridad dentro de la iglesia practiquen una genuina rendición de cuentas entre pares.

4. El liderazgo bíblico de ancianos provee auténticas relaciones entre pares.

Contar con auténticas relaciones de pares dentro del cuerpo de liderazgo de ancianos agudiza, equilibra, consuela, y fortalecerá a los ancianos mismos.

5. El liderazgo bíblico de ancianos provee un cuidado pastoral más equilibrado para la iglesia.

Cada anciano aporta su propia sabiduría, perspectiva, conocimiento y experiencia a la toma de decisiones grupal y al cuidado del pueblo de Dios. Esto provee a la iglesia local un cuerpo de liderazgo más equilibrado, y protege a la iglesia de los extremos y desequilibrios de un solo individuo.